Con la confección de la Guía Verde de Torla se ha pretendido poner en valor una importante parte de los caminos y sendas que surcan su término municipal. En total, las rutas que integran la guía suponen 250 kilómetros acondicionados para su recorrido.

Se pretende aproximar al público en general a la rica naturaleza que atesora este término a través de una red de caminos y sendas. Con el tránsito por estas rutas se quiere potenciar entre los visitantes del municipio: el contacto con la naturaleza, la aproximación al mundo ganadero, la interpretación del medio natural, la práctica de una actividad deportiva, la búsqueda de un medio que irradie paz y sosiego, disfrutar de la belleza y la contemplación, etc.

Las propias descripciones de los caminos y los croquis de apoyo se han querido enriquecer con abundantes contenidos pedagógicos. Con ello se pretende que esta herramienta digital sea accesible para todos; es decir, que se convierta en una auténtica aula de la naturaleza al aire libre.

La red de caminos que se han integrado dentro de esta guía verde ya están actualmente acondicionados y son perfectamente transitables por la inmensa mayoría de las personas. En esta guía verde se han incluido, mayormente, rutas que permiten su uso por un público relativamente amplio.

Se trata de rutas que antiguamente se utilizaban intensamente como vía de comunicación por los habitantes de los núcleos comprendidos dentro del término municipal de Torla (Torla, Linás, Viu y Fragen). Estos caminos comunicaban los distintos núcleos de población entre sí y a éstos con los puertos de pastos y los montes arbolados.

Dentro de esta red de caminos se han incluido caminos con un marcado valor cultural y etnográfico como: antiguas cabañeras y caminos de herradura (limitados con muros de piedra), caminos de acceso a ermitas, caminos que unían valles, países, etc.

Las rutas por las zonas de media montaña tienen un enorme interés natural al facilitar la aproximación y conocimiento de la rica vegetación leñosa que puebla las laderas del término donde encontramos grandes contrastes. En las zonas subalpinas, situadas por encima de los 1.900 metros de altitud, nos encontramos con un medio dominado por el pastizal y los terrenos rocosos. En este medio el paisaje está dominado por los aspectos geológicos.

Para facilitar el recorrido de las rutas se ha recogido con GPS su trazado, con una precisión inferior a los 10 metros, para dar una total seguridad al tránsito por los mismos. Se dispone por ello de cada una de las rutas de los archivos de puntos o waypoints.

De cada una de las rutas se presenta la información en cinco bloques.

El primer bloque, denominado “Presentación”, pretende introducirnos en el objeto de esta ruta, las posibilidades que ofrece, pistas por la dificultad de la misma y las panorámicas que nos ofrece.

El segundo bloque, denominado “Descripción”, tiene como objetivo describir el recorrido que se va a realizar destacando los ambientes naturales que se atraviesan. Se busca, con ello, que el senderista concentre su atención en los espacios naturales que atraviesa y sus aspectos más destacados.

El tercer bloque, denominado “Esquema”, corresponde a una descripción esquemática de la ruta. En ella se relacionan y describen los puntos kilométricos clave para seguir adecuadamente el recorrido.

El cuarto bloque, denominado “Gráficos”, contiene un croquis de la ruta y un perfil del desarrollo de la misma. El croquis de la ruta combina, de forma gráfica, información topográfica y del entorno natural del entorno del camino. Se ofrece también la situación de los puntos clave y los caminos que cruzan la propia ruta con indicación del destino de las mismas.

Finalmente, el quinto bloque, denominado “Descargas”, contiene los waypoints o puntos de ruta. Este archivo se puede cargar en el dispositivo de GPS para poder seguir la ruta. 

Las rutas se han agrupado dentro de tres grupos: